Ir al contenido principal

Caracoles terrestres


Después de un día lloviendo esta mañana ha salido el sol, y allí están ellos despertando de su letargo. Puedes encontrarlos por decenas caminando por todos sitios.

Dentro de los moluscos pertenecen a la clase Gasterópodos Pulmonados junto a los caracoles de agua dulce y las babosas. El nombre molusco, proviene del latín (molluscus: blando) que es lo que caracteriza a este grupo de invertebrados, el cuerpo blando. Para moverse se arrastran alternando elongaciones y contracciones de su cuerpo lentamente, ayudados por la secreción de un mucus para reducir la fricción con la superficie. Este mucus también ayuda a la regulación térmica, a reducir agresiones externas (sobre todo de hongos y bacterias) y a que muchos insectos se mantengan alejados de ellos.

El caracol se alimenta a través de la rádula, una lengua en forma de cinta que contiene miles de dentículos, o dientes que les sirve para raspar el alimento (los rastros que dejan son utilizados en la realización de estudios científicos para la determinación de distintas especies). Si dejas que un caracol ande sobre tu mano notarás un pequeño cosquilleo producido por la rádula.


Cuando el caracol crece, también lo hace su concha con forma de una espiral logarítmica perfecta muy frecuente en la naturaleza. La estructura de su interior se construye añadiendo cámaras de mayor tamaño cada vez pero siempre conservando la misma forma. Es un tema muy interesante, os recomendamos el libro "La proporción áurea" de Fernando Corbalán.



Los caracoles suelen hibernar (de octubre a abril). Para mantenerse húmedos sellan la entrada de su concha con una capa seca de mucus. También pueden parar su actividad en verano cuando hay sequía, este periodo es llamado estivación.


El caracol es el típico ejemplo de hermafroditismo en la naturaleza. Producen tanto espermatozoides como óvulos, pero deben acoplarse dos individuos porque no pueden autofecundarse. Se suelen inseminar el uno al otro para fertilizar sus óvulos internamente. Los huevos los hemos encontrado muchas veces al levantar un piedra en un zona húmeda y buscar un poco en la tierra. Las caracolitas eclosionan pasados unos doce días, cada caracol puede poner hasta 100 huevos y pueden hacer una puesta mensual.


Los caracoles son la base alimentaria de muchos otros animales (sobre todo escarabajos y aves). Cabe destacar que las larvas de las famosas luciérnagas (Lampyris noctiluca), que es un escarabajo en realidad, se alimentan básicamente de caracoles y babosas.
Especies más comunes en el norte de España:
  • Caracol de jardín (Helix aspersa) con concha marrón jaspeada siguiendo la espiral.
  • Caracol rayado (Cepaea nemoralis) ,con gran variabilidad de color de fondo de la concha, desde amarillo claro a anaranjado, y rayas negras desde muy anchas a casi inexistentes.


Comentarios

LO MÁS VISTO ..

Salamandra común

Rastros y huellas

Amanita muscaria