Ir al contenido principal

El dilema del cormorán grande

            El caso es que cada año, aquellos que se dedican a la pesca deportiva de salmón y trucha en ríos asturianos, obtienen menos trofeos y se han preguntado porqué.
Puede que la contaminación de los ríos, las innumerables presas que abastecen de agua a las ciudades y pueblos, y la sobrepesca que estas especies sufren sean factores lógicos y razonables a tener en cuenta.
Por ejemplo, en la misma pagina de la revista Quercus de Enero de 2011 en la que se muestra la noticia que motiva esta nota, hay una alusión al derribo en el País Vasco de una pequeña presa de un río salmonero.
Sin embargo, ante la presión de dichos pescadores deportivos, el Principado de Asturias ha decidido un año más que la solución es conceder permiso para disparar a los cormoranes grandes (se podrán abatir en torno a 240 ejemplares). Los que hemos observado estas aves ni siquiera tenemos claro que se alimenten de forma significativa de salmónidos.


               La idea es que considerar competidores por la pesca a los cormoranes tal y como van las cosas podría clasificarse entre lo absurdo y lo ridículo. Los autores de estas lineas creemos que, ya sin entrar en temas de conservación de la naturaleza,  debemos tener cuidado con las decisiones que tomamos. Porque a veces las soluciones que aportamos, lejos de ser soluciones, contribuyen a crear mas problemas. Y como siempre, que esto sirva como llamamiento al sentido común y la buena fe.

En este enlace podréis leer un poco mas.

Comentarios

LO MÁS VISTO ..

Salamandra común

Rastros y huellas

Amanita muscaria