Ir al contenido principal

...y leyendas sobre herrerillos.




   

                                                                                                   
  Pues si, llegó la tarde anunciada por el carbonero palustre (Parus palustris). El motivo del paseo era encontrar (y grabar) una pequeña bandada de mitos (Aegithalos caudatus) habituales de la ribera del río Nora. Pero, como suele suceder, no los encontramos. En cambio hemos visto muchos petirrojos, mirlos, carboneros comunes y palustres, chochines, urracas, ánades reales, un acentor común, un camachuelo y una garza real. Además de herrerillos comunes en los alisos...y de esto vamos a hablar.                        

Parus caeruleus

      Perder un minuto (o muchos) viendo a los herrerillos haciendo acrobacias en las ramas de los alisos para alimentarse de sus inflorescencias, proporciona paz y tranquilidad.
      El herrerillo común se distingue de las demás especies de páridos por su cabeza azul vivo, sus alas y cola también azules, mientras que la parte inferior del cuerpo es amarilla y la garganta negra. En primavera vive en parejas, en verano en grupos y en otoño e invierno en bandadas. Anida en abril en agujeros de árboles, pero si es necesario también en el suelo, muros o cajas. Se alimenta de insectos que picotea de la corteza de los arboles, y también, como en nuestra fotografía, de pequeños frutos como los del aliso. Su canto es alegre y vivaz y se puede escuchar de enero a junio.
     El aliso (Alnus glutinosa) es el árbol por excelencia de las riberas de nuestros ríos. En esta época del año sus desnudas ramas solo presentan las inflorescencias masculinas de tipo amento, amarillentas, pequeñas y poco llamativas . Las inflorescencias femeninas, sin perianto, acaban volviéndose leñosas con apariencia de pequeñas "piñitas". En su interior maduran frutos de 3 mm, secos, de tipo aquenio. Es un árbol que necesita suelos húmedos, al igual que fresnos, sauces y álamos. Sus raíces presentan nódulos con bacterias fijadoras de nitrógeno. Su sombra densa favorece la vida de los peces que bajo ella se cobijan.

                   Y, como la garza real de nuestra fotografía, volvimos a los quehaceres mundanos...


Ardea cinerea

                        

Comentarios

LO MÁS VISTO ..

Salamandra común

Rastros y huellas

Amanita muscaria