Ir al contenido principal

Alimoche

Hace unos días nos visitaron unos viajeros inesperados por estos lares: una pareja de alimoches. Así pues aprovechamos para hablar un poco de ellos.

El Alimoche (Neophron percnopterus) es el menor de los buitres de la península, con una envergadura de 160 cm. El adulto es blanco con el borde de las alas negras y la cola en forma de cuña (característica que permite reconocerlo en vuelo). La piel de la cara y la garganta no tiene plumas y es de color amarillo.
Nidifica en cortados montañosos y acantilados, viviendo en pareja. El nido, poco elaborado, alberga una puesta de 1 a 3 huevos blancos o con pequeñas manchas de 66 x 50 mm.

Datos del año 2000 indican una población de 700 a 800 parejas en España. Su población se ha reducido considerablemente en los últimos 20 años.

En cuanto a su estatus en Asturias, cito textualmente a Alfredo Noval en su "Guia de las aves de Asturias".
Estival que llega en marzo y marcha en septiembre para invernar en África; hace años, algunos permanecían aquí durante el invierno (La Collada, Siero), situación que ahora pudiera ser excepcional. En franca regresión en los últimos 25 años, las parejas se hallan muy dispersas por Asturias hasta niveles de costa; en 1998 no mas de 45-50 parejas criaban en la región, desde bajos niveles (Villaviciosa) hasta 1400 m. con preferencia por roquedos calizos de la zona oriental, donde existe una mayor densidad (30-35 parejas), y varias en las proximidades de pueblos, con presencia de 10-12 inmaduros no reproductores; la centralización de mataderos municipales y recogida e incineración de desperdicios, pueden ser una de las causas de esta drástica disminución que parece haberse detenido. El censo realizado en 1997 por los biólogos G. Quiros, Benito y del Campo, dió un total de 51 parejas reproductoras; 32 en la zona oriental y 19 en la occidental. Cría con éxito de una pareja en una cueva de un acantilado marino de Llanes en la primavera del 2000, al lado de una gran colonia de gaviotas patiamarillas."


Os dejamos este video (de poca calidad) donde podemos ver dicha pareja de alimoches y la persecucion que sufren por parte de las cornejas que anidan en la zona.

Comentarios

  1. Siempre es un placer poder ver a esta singular especie, sobre todo en zons donde no es común.
    Yo vi un ejemplar desde la iglesia de Santa María de Narzana, en Sariego, el día 3 de agosto de este año. Tal vez uno de ellos sea el mismo.

    ResponderEliminar
  2. Pues es probable que sea el mismo ejemplar. Estaremos atentos por si detectamos signos de cria en nuestro entorno. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. he visto un alimoche en los alrededores de la playa de la Francay le he hecho alguna fotografía en pleno vuelo preciosprecioso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

LO MÁS VISTO ..

Salamandra común

Rastros y huellas

Amanita muscaria