Ir al contenido principal

Tejón (Meles meles)

Los tejones son mustélidos grandes, con un hocico puntiagudo y orejas pequeñas. Tiene una coloración única en los mamíferos europeos: cabeza blanca con dos bandas negras laterales que abarcan los ojos y las orejas; el cuerpo es gris y el pecho, el vientre y las extremidades, negras.

Díficil de ver de día. Pero si podemos ver las huellas que ha dejado durante su campeo la noche anterior. Confesamos que es uno de los animales que más nos gustaría ver en el campo!
En esta entrada hemos querido mostrar una serie de huellas que encontramos en distintos sustratos y distintas ubicaciones para enseñar a identificar su presencia en la zona.

Las patas son semiplantígradas, muy potentes, con uñas fuertes (sobre  todo las anteriores) y no retráctiles que las utilizan para escarvar en busqueda de alimeto, hacer una tejonera o una letrina. Sus huellas (parecidas a las de un oso en miniatura) marcan la planta, los cinco dedos y las uñas, que en las patas delanteras son muy largas. Dependiendo del tipo de sustrato en que las encontremos puede haber pequeñas variaciones en cuandto a la profundidad con la que se haya marcado, y si vemos o no las uñas marcadas.


Huella de tejón sobre un sustrato duro y seco, no se aprecian bien las uñas marcadas

Huellas de tejón sobre sustrato blando , la mano se ha hundido bastante en el terreno y se marcan muy bien las uñas.

Huella de tejón sobre sustrato arcilloso , donde no se ha hundido la pata (era un sustrato resbaadizo) pero se marcan perfectamente las uñas de la mano.

Huellas de tejón sobre sustrato muy blando , la mano se ha hundido en el terreno y se marcan muy bien las uñas.



Otra manera de evidenciar la presencia de tejones en la zona es por la presencia de letrinas. A la hora de defecar suelen emplear agujeros descubiertos de unos 20cm de diámetro y de 5 a 10 cm de profundidad, que a veces contienen numeroso excrementos. Pueden ser cilíndricos o blandos. Pueden tener sendas marcadas desde las tejoneras a las letrinas. 


Letrina de tejón

Por desgracia, y como es habitual en nuestras carreteras, vemos muchos animales atropellados. Hace tiempo encontramos una hembra de tejón atropellada cerca de nuestra casa. 
Aprovechamos, de manera didáctica, a mostraros parte de su cráneo para ver la diposición de los dientes. Era un hembra mayor con la dentición bastante gastada. El cráneo de los tejones es alargado con una amplia caja cerebral y unas órbitas relativamente pequeñas. En contraposición, la cresta sagital y la articulación y potencia de la mandíbula inferior denotan la extremada fuerza con que estos animales pueden morder, que además es reforzado por la posición más retrasada del punto de articulación de esta mandíbula con respecto al observado en otras especies de mustélidos.

Parte del cráneo de tejón
(en este caso el atropello afectó a la cabeza y solo pudimos recuperar  una parte)




Comentarios

LO MÁS VISTO ..

Salamandra común

Rastros y huellas

Amanita muscaria